jueves, 13 de enero de 2011

PROCEDIMIENTO

EXAMEN FÍSICO

Objetivos:
·         Reunir datos basales sobre la salud del usuario.
·         Complementar, confirmar o refutar datos obtenidos en la historia de enfermería.
·         Confirmar e identificar diagnósticos e enfermería.

Materiales:
·         Charol de signos vitales.
·         Oftalmoscopio.
·         Otoscopio.
·         Guantes no estériles.
·         Baja lenguas.
·         Sabana (P.R.N)
·         Gel antibacterial (opcional).

Ejecución:
·         Lavado de mano higiénico
·         Reúna todo el material necesario
·         Colóquese los guantes.
·         Explique al paciente el procedimiento que se va realizar.
·         Toma de signos vitales
·         Realice la toma de peso y talla.
·         Comience con el examen físico en forma céfalo-caudal.
o   Piel: es la primera barrera de protección frente a agresiones externas. Su valoración aporta información sobre funciones respiratorias y circulatorias, sobre el estado nutricional de hidratación. En la piel se debe valorar la coloración, presencia de edemas, temperatura, textura, grado de deshidratación e integridad.

o   Cabeza: se comienza por el cabello, ojos, oídos, nariz y boca.
Cabello: se valora su presencia, brillo y elasticidad. Si se sospecha alguna infestación, se debe separarlo en mechones para inspeccionar mejor. Preguntar al paciente si ha notado disminución en la cantidad de cabello.

Ojos: se indaga sobre la presencia de dolor, molestias, escozor, drenaje, alteraciones de la visión.

Oídos: se debe valorar los pabellones auriculares, su localización, flexibilidad, tamaño, coloración y eventual presencia de signos anómalos como dolor, exudados, inflamaciones, etc.

Nariz: se debe valorar el color, forma, simetría, eventuales lesiones. La mucosa debe estar intacta; la presencia excesiva de secreciones puede deberse a procesos alérgicos o catarrales. Valorar la permeabilidad de las fosas nasales para lo que debe el paciente estar sentado y con la cabeza hacia atrás.

Boca: color, hidratación y textura de las mucosas, el estado de las encías, la dentadura y la lengua y las posibles lesiones. Observar los labios en la parte externa y la parte interna, la ausencia de piezas dentarias.

o   Faringe: se explora el color, posible irritación, el estado de las amígdalas y la úvula, presencia de secreciones.

o   Cuello: se valora la presencia de edema, inflamación, rigidez o dolor. Se debe observar las venas yugulares y la palpación de los ganglios linfáticos, glándulas tiroides y tráquea.

o   Tórax: se debe observar para determinar los ascensos y descensos torácicos y el ritmo de los mismos. La auscultación en la que se aprecian el flujo de aire, la existencia de secreciones.

o   Mamas: la exploración de la mamas es una medida imprescindible para la detección precoz del cáncer. En la inspección de la mama se debe determinar la forma, el tamaño, el color la simetría de ambas mamas, así como la presencia de edemas, depresiones, en la piel y si visible el sistema venoso.

o   Espalda: se debe observar la presencia de edemas, forma de la columna vertebral y postura.

o   Abdomen: se realiza mediante la inspección, palpación y auscultación, percusión. Para iniciar la valoración el paciente debe vaciar la vejiga y conocer la importancia de mantener la musculatura abdominal relajada. Se debe valorar el aspecto del ombligo en busca de posibles signos de infección.


o   Extremidades superiores e inferiores: se debe comenzar por hombro, brazo, axilas y manos.

o   Genitales: para valorar es importante un ambiente tranquilo, relajado y cuidar la intimidad del paciente. Se debe preparar el material con anticipación entre ellos guantes y espéculo, se debe ubicar en posición litotomía. Se inspecciona el color de la piel, la calidad del vello púbico la forma y la textura de los labios bulbares.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada